domingo, 21 de octubre de 2007

Una escena demasiado caliente la avergonzó


Eva Mendes intentó persuadir al director de sacar una parte de la película, ya que no quería mostrarse de manera comprometedora. El resultado de sus súplicas

"Recuerdo que estaba muy nerviosa esa mañana e intenté atrasar la filmación.
Pero simplemente tenía que hacerlo", destacó la protagonista de We Own The Night.

La película comienza con una escena en la que el personaje de Eva Mendes se masturba frente a la cámara. La joven intentó que se sacara esa parte, pero sus súplicas fueron en vano.

"Daba vueltas y trataba de zafar. Pero me convencí y lo hice", aseguró la joven, quien siempre se consideró muy tímida.

Según el diario The Sun, si bien la escena es subida de tono, es por una buena razón. "Es erótica pero está inspirada en el amor", destacó Eva.